No soy experta en el tema, ¿o sí? II

Como ya os conté ayer, G tiene dislexia y discalculia, hoy os voy a hablar de como me dí cuenta de ello.

Al ya tener la experiencia de un hijo con dislexia, te fijas en cosas que de otro modo pasarías por alto o pensarías que son normales de la edad. Con G empecé a darme cuenta en 6º de infantil, en nuestro cole, o en 5 años en otro. Casi todos los niños de la clase leían más o menos y el nada, lo mismo que S. Le costaba distinguir números y letras, no sabía en orden los días de la semana y mucho menos los meses del año, se hacía un lío entre ayer, hoy y mañana. Así que mis sentidos empezaron a mandarme señales de alarma y empece a observar con más detalle. Comenté esto en el departamento de orientación y me dijeron que era pronto, que muchos niños van un poco más lentos y que por eso no había que preocuparse.

Pasamos a 1º de Primaria y aquí empece a ver otra vez cosas que había visto en S, en cuanto a la escritura, lectura, y horror empezabamos a sumar y restar. Cuando empezamos con estas operaciones, colocaba los número mal, las operaciones las hacia de izquierda a derecha unas veces, otras al revés. Si había un problema sencillito, Ejemplo: María tiene 2 manzanas y 3 peras ¿Cuánta fruta tiene? La respuesta de G era, pues 2 manzanas y 3 peras y si le decías ¿Y en total? se te quedaba mirando como diciendo, pero ¿Qué me estás contando? y a continuación preguntaba ¿Qué hago sumo o resto? Aún lo sigue haciendo.

Se lo comenté a su tutora, y me dijo que ella también se había dado cuenta y que lo comentaría con el departamento de orientación. Le estuvieron observando y a mi me comentaron que aún era pronto para hacerle pruebas de dislexia. Pasamos a 2º de primaria con mates suspensas y claro los errores eran cada vez más grandes. Tuve la suerte de coincidir casi todos los días, en el bus para ir a trabajar, con una madre del mismo colegio, y os cuento por qué digo suerte. Hablando un día de los niños, me comentó que su hija también tenía dislexia y que además de eso tenía discalculia, le pregunte que era y me lo explicó. Entonces la alarma volvió a saltar en mí y empece a investigar sobre la disclaculia. Os podéis imaginar todo coincidia con una lista que encontré, os las reproduzco:

Síntomas de discalculia en primaria:
  • Problemas para reconocer los símbolos aritméticos: confunden, por ejemplo, el signo + con el – y no puede utilizar estos u otros signos correctamente.
  • Imposibilidad de aprender o recordar estructuras matemáticas muy básicas, por ejemplo 1+2=3.
  • No son capaces de reconocer las palabras como “más grande que” o “menor a”
  • Es frecuente que utilicen los dedos para contar.
  • Dificultades para aprender y recordar el procedimiento o reglas de operaciones sencillas.
    Tienden a saltarse pasos, no entienden bien el ejercicio que están realizando.
  • Empiezan las operaciones por el orden incorrecto. Por ejemplo, a sumar y restar por la derecha en vez de por la izquierda.
  • Presentan dificultades con la alineación de las operaciones:
    Cuando, por ejemplo, se presenta una suma en horizontal no saben alinearla en vertical. Otro ejemplo de este síntoma lo encontramos en las multiplicaciones, cuando los niños con discalculia encuentran serios problemas alineando las columnas de números (subproductos) en su columna correspondiente, o al dividir, cuando en el cociente anotan primero el número de la derecha y después el de la izquierda invirtiendo el resultado.
  • Otra característica muy frecuente es presentar dificultades en las sumas y restas con llevadas.
    Esto se produce porque los alumnos con discalculia no reconocen correctamente la serie numérica ni tienen clara la idea de decimales.
  • Problemas de razonamiento: Un error bastante frecuente es que el resultado de una resta sea mayor que los números que la conforman.
  • Bajos niveles de memoria mecánica: No son capaces de memorizar y recordar las tablas de multiplicar, y les cuesta mucho también aprenderse, por ejemplo, un número de teléfono.
  • Dificultades a la hora de realizar cualquier cálculo mental básico.
  • No comprenden el enunciado de los problemas.
    No lo captan de forma global el problema, no son capaces de mantener en la mente los diferentes datos que aporta el enunciado y tienen dificultades incluso a la hora de representarlo de forma visual, con dibujos.
  • Síntomas relativos al proceso de razonamiento en los problemas matemáticos:
    La representación mental deficiente les impide relacionar conceptos y no saben diferenciar los datos relevantes con los secundarios. Tienen serias dificultades para resolver problemas que necesitan más de un paso para encontrar el resultado.
  • También suelen presentar síntomas más generales
    como problemas para reconocer y decir la hora y suelen perderse frecuentemente porque su sentido de la orientación tiende a ser deficiente.

No todos los puntos los tenía, pero sí el 90%.

Volví a consultar con su tutora y con el departamento de orientación e insistí en que le realizaran pruebas, me volvieron a decir que era pequeño, que hasta los 8 años no salen resultados medianamente aceptables y G aún tenía 7, pero tanto insistí que le realizaron las pruebas y me dieron un informe en el que ponía literalmente : ” En el área de la lectura y la escritura presenta riesgo alto de padecer problemas…” Informe no concluyente, ya que dice que presenta riesgo alto de padecer, no que lo padezca.

Pasamos a 3º de primaria, otra vez con matemáticas suspensas. En este nuevo curso le adaptaron los exámenes según manda la CM. Viendo los resultados de las distintas evaluaciones insistía en que le hicieran pruebas de discalculia, ya que era más que evidente. Desde el departamento de orientación me decían que no conocían ningún test fiable y que se pondrían en contacto con Orientación de la DAT. Fue un curso angustioso, ya que no sabíamos si iba a pasar a 4º o no y con un problema, nos mudabamos de municipio y cambiabamos de colegio, necesitabamos saber si G pasaba o no a 4º para poder matricularle en el centro que queríamos, es es otra historia, las matriculas…

Al final G pasó a 4º, decidieron que no era bueno que repitiera 3º, no sé que criterios se siguen y no puedo opinar.

Así que nos plantamos en el nuevo cole, con nuestro expediente, casi X.

Para la próxima entrada, el nuevo cole y todo lo que hemos hecho para tirar para delante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s